Iglesia del 20 de Julio: Muchos Pidiendo Milagros

Statue of Baby Jesus

Statue of Baby Jesus

El jueves mi esposa y yo viajamos hacia el sur de la ciudad de Bogotá hacia la Iglesia  del 20 de Julio. Es un lugar con una maravillosa historia de quienes reciben milagros al rezarle con devoción al Divino Niño. Diariamente cientos de feligreses llegan a solicitarle milagros. Los domingos la Iglesia  está totalmente llena , que es casi imposible caminar entre la gente. Muchos a menudo opinan que sus rezos son oídos cuando se trata de ayudar a los niños. El tamaño adentro de la Iglesia es casi como el tamaño de un campo de fútbol. Su decoración incluye columnas en mármol con  la parte superior en dorado  y blanco. Grandes lámparas en cristal cuelgan del techo.  Hay cerca de 24  grandes ventanales  en acero y vidrio y otras más pequeñas debajo de éstas. La parte de atrás del altar es un diseño muy moderno elaborado con trozos de  mármol gris y blanco  y una imagen con la medida real que deberia tener Jesús,  suspendido hacia afuera de la pared. El tiene abiertos sus brazos dando a entender que se encuentra ascendiendo hacia el cielo.

Detrás del frente de la Iglesia, hay otro cuarto, con la estatua del Diviño Niño dentro de una urna en cristal de más  ó menos  3 metros del piso. Flores y recipientes para ofrendas colocadas  en el piso. Mucha gente permanece  parada en frente de él ó arrodillados rezando.

En la parte de afuera de la Iglesia se encuentran muchos negocios que ofrecen toda clase de imágene y  estampas religiosas. Gente con deformidades pidiendo limosna y otros que  ofrecen a los visitantes rosarios, novenas y juguetes para niños. En otra cuadra hay un hombre con más o menos entre 8 a 10 cabras vendiendo literalmente “ leche fresca de cabra”. Otro hombre quien colocó atrás de su bicicleta una plataforma de más o menos  1 metro2  y 4 caballos de madera  cubiertos por un toldo  le vende pequeños viajes a los niños. El pedalea la bicicleta para lograr mover toda la estantería. Otra persona con 3 llamas toma  y vende fotos , más que todo a niños montados en ellas. Vendedores  ofreciendo gafas de sol, cosas religiosas, bisutería ,  ropa y otras cosas que cubren 3 cuadras alrededor. Para más seguridad la policía tranca el tráfico. Mi esposa y yo ayudamos a un pobre hombre que lucia perdido , desorientado y muy nervioso. Preguntaba a dónde quedaba la Iglesia pues quería ir a rezarle al Divino Niño por la salud de su esposa enferma.

La Iglesia del 20 de Julio y todo a su alrededor es solo una pequeña parte de Bogotá  en donde también se encuentran muchos Museos. Pero desafortunadamente pocos visitantes  se aventuran a ir allí. Cada vez que visito la Iglesia y el barrio, pienso en traer a mi hijo si algún dia decidiera venir a Colombia. Su punto de vista del mundo y la manera que él escribe acerca de él,  el 20 de julio sería indudablemente  un regalo. Además de que yo no seria el único gringo en esa parte de la ciudad.

 

Escrito y editado en agosto 23, 2013 por Michael J. Kershaw

Thank you for reading - Your comments are always welcome

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.